Tag Archives: infancia

Magia tejida en nuestros sueños


“Tía Habiba estaba convencida de que todos teníamos magia dentro, tejida en nuestros sueños”.

Había leído un par de libros de Fátima Mernissi, pero no conocía nada de su vida. En “Sueños en el umbral” nos habla de su infancia en un harén de Fez. De las mujeres, de las tradiciones… Y de muchas cosas más que tendrás que descubrir al leerlo.

Qué importante es tener una tía Habiba cuando estás creciendo.

Leyendo este libro he sabido que eliminaban las células epidérmicas muertas con unos trozos redondos de corcho que envolvían en fundas de lana hechas a ganchillo y que se llaman mhecca. También podrás saber sobre la tradición en tejeduría, el bordado…

Ha pasado más de una década desde que leí su ensayo “El hilo de Penélope”. Creo que es momento de volver a él.

¿Mandala o tapete?


Cuando el típico tapete tejido a ganchillo se convierte en mandala…

Veo los llamados mandalas de ganchillo y me vienen a la memoria las tardes calurosas de verano en el pueblo cuando era una chiquilla. Mientras algunos hacían la siesta, sentada en la mesa camilla estaba mi prima Belén dándole al ganchillo a una velocidad de vértigo tejiendo tapetes infinitos.

¿En qué se han convertido esos tapetes de toda la vida?
Para hacerlo más ‘cool’ ahora se montan sobre bastidores y se les llama mandalas.

Tapete Mandala tejido por Amigunuri

No he podido resistirme y he hecho este par de tapetes idénticos pero jugando con los colores. He cogido un pequeño bastidor cerrado, he separado las dos piezas y he cubierto la madera tejiéndole con el mismo hilo de cada tapete para así poder unirlo mejor.

Tapete o mandala, tejido por Amigunuri

Ahora los puedo llamar mandalas, aunque no tengan nada que ver con ellos. No olvidemos que un mandala en el hinduismo y en el budismo, y según nuestro diccionario, “es un dibujo complejo, generalmente circular, que representa las fuerzas que regulan el universo y que sirve como apoyo de la meditación”. Y en lugar de ponerlos sobre la mesa, los cuelgo en la pared. ¿Qué te parece?

Si lo utilizas como técnica de relajación es perfecto, como lo es el acto de tejer en sí mismo. Pero además lo haces en círculo que le puedes dar múltiples significados espirituales. Y si le añades la combinación de colores, nos metemos en el mundo de las emociones. Eso sí, te recomiendo que no utilices patrón. Coge todas tus lanas de colores y haz que tu sentir te guíe en el tejer, qué punto te apetece hacer en cada vuelta, no te pongas límites, escoge el color en cada momentos y déjate llevar… ¡Medita tejiendo tapetes!

100% Handmade with love in Mallorca