Tag Archives: Tierra

Lecturas y escuchas


Mientras trabajaba en el proyecto ‘Otoño en Nueva York’, me acompañaron la lectura de los versos de Federico García Lorca.

Poema 'Vals en las ramas' de Lorca

El poema ‘Vals en las ramas’ es el que escogí para bordar algunos de sus versos. Algunos otros que añadiría de su libro ‘Poeta en Nueva York’ son:

“El leñador no sabe cuándo expiran
los clamoroso árboles que corta.” (El rey de Harlem)

“¡Cómo escupe veneno del bosque
por la angustia imperfecta de Nueva York!” (Danza de la muerte)

“Ese río grande.
Esa brisa de límites oscuros.

y estoy con las manos vacías en el rumor de la desembocadura” (Navidad en el Hudson)

Si quieres escuchar algunos de estos poemas musicados por varios artistas, no te pierdas ‘Poetas en Nueva York’.

Esos días me estuvo acompañando la guitarra de Vicente Amigo, en su maravilloso disco Tierra. Allí escribe estas palabras: “El origen y destino de este trabajo es el abrazo entre los pueblos de la Tierra a través de sus músicas. No existen lindes para el Amor”. Ea!

Disco 'Tierra' de Vicente Amigo

Y conocí un poco más a los árboles de donde proceden las hojas del parque Riverside, en las páginas ilustradas de ‘Remarkable Plants’.

Libro ilustrado 'Remarkable Plants'

Un jardín mudable


Regreso a la belleza de lo natural. Colores, texturas, ritmos…
Busco en mi interior, observo, una pausa, vibrar.
Tejo, punto a punto, un jardín propio. Con fibras naturales.
Un jardín mudable.

Mini-jardín Amigunuri, tejido a mano.

Virginia Woolf reclamaba un cuarto propio. Yo añadiría un jardín propio y además mudable. Quizá te preguntes ¿por qué mudable?
Los jardines naturales mudan por sí mismos, la naturaleza sigue su curso inevitable, por más que la intentemos modificar. Los jardines tejidos de amigunuri están hechos por módulos, para que los pongas a tu gusto y los vayas cambiando según tus instintos jardineros.
Así, puedes ‘plantarlos’ individualmente en macetas, crear un mini-jardín en una cesta combinando varias plantas jugando con el color, las formas y las texturas. Hay tantas opciones como tu quieras, disfruta creándolos.

Mini-jardín tejido y creado por Amigunuri.

En ÚNIC pudiste ver algunos de ellos. Si quieres elegir módulos o un mini-jardín ya formado pero mudable, contacta conmigo.

Broche 'Amigunuri garden', bordado y tejido por Amigunuri.

Vista cenital del mini-jardín creado y tejido por Amigunuri

100% Handmade with love in Mallorca

Mini-jardines


Inspirándome en los mini-jardines naturales de la artista Tatiana Sarasa, he creado uno propio con los elementos de mi jardín Amigunuri y un cesto de cuerda.

Mini-jardín Amigunuri

Ahora ya sabes cómo regarlo 〜(≧◡≦)

Mini-jardín Amigunuri-jardin

¿Te animas a tejer tu jardín? ¿Quieres aprender?¿Prefieres que te teja uno? Contacta conmigo.

La inspiración:

Fotografía de Tatiana Sarasa en OPENStudio79 Fotografía de Tatiana Sarasa en OPENStudio79

Estos mini-jardines, creados y fotografiados por Tatiana, los encontrarás en su precioso estudio OPENstudio79. No te pierdas sus talleres. Yo he hecho el de mini-jardines que imparte ella y es una delicia. Aprenderás las técnicas del pequeño jardinero, te irás con dos bonitos jardines plantados por ti, uno árido y otro húmedo, una gran sonrisa y aroma a tierra.

Fotografía de Tatiana Sarasa en OPENStudio79 Fotografía de Tatiana Sarasa en OPENStudio79

100% Handmade with love in Mallorca

The Fabric of Life


Hoy, Día de la Tierra, quiero compartir contigo un libro que nos muestra una manera de relacionarse con la Naturaleza muy especial. En Nosotros somos una parte de la Tierra puedes leer la sabiduría de los indios norteamericanos, su visión del mundo y su relación con el entorno natural en el que viven.

Son unas palabras que deberían ser releídas una y otra vez, para ver si así, hacen poso y se enraizan en nuestros corazones. Te dejo un extracto relacionado con el tejer, en el que nosotros sólo somos un hilo…

Libro "Nosotros somos una parte de la Tierra"

Es el mensaje del Gran Jefe Seattle al Presidente de los EUA que en 1855 dio como respuesta a la propuesta que le hicieron a los indios duwamish para que vendiesen sus tierras a los colonos blancos y se fueran a una reserva. Los indios no lo entendían, ¿cómo puede el hombre poseer la tierra? No fueron escuchados y no sobrevivieron. Pero nos dejaron estas sabias palabras que reflejan su forma de vida en la Tierra.

Para mí, que me he formado como Ingeniera Agrónoma, uno de los principios básicos -que no siempre cumplen los agricultores- es que lo que quitamos a la tierra hay que retornárselo. Los indios son un gran ejemplo a seguir. Su manera de entender la naturaleza es de una gran belleza y respeto. Creo que viviríamos mejor todos.