Tag Archives: naturaleza

Lecturas y escuchas


Mientras trabajaba en el proyecto ‘Otoño en Nueva York’, me acompañaron la lectura de los versos de Federico García Lorca.

Poema 'Vals en las ramas' de Lorca

El poema ‘Vals en las ramas’ es el que escogí para bordar algunos de sus versos. Algunos otros que añadiría de su libro ‘Poeta en Nueva York’ son:

“El leñador no sabe cuándo expiran
los clamoroso árboles que corta.” (El rey de Harlem)

“¡Cómo escupe veneno del bosque
por la angustia imperfecta de Nueva York!” (Danza de la muerte)

“Ese río grande.
Esa brisa de límites oscuros.

y estoy con las manos vacías en el rumor de la desembocadura” (Navidad en el Hudson)

Si quieres escuchar algunos de estos poemas musicados por varios artistas, no te pierdas ‘Poetas en Nueva York’.

Esos días me estuvo acompañando la guitarra de Vicente Amigo, en su maravilloso disco Tierra. Allí escribe estas palabras: “El origen y destino de este trabajo es el abrazo entre los pueblos de la Tierra a través de sus músicas. No existen lindes para el Amor”. Ea!

Disco 'Tierra' de Vicente Amigo

Y conocí un poco más a los árboles de donde proceden las hojas del parque Riverside, en las páginas ilustradas de ‘Remarkable Plants’.

Libro ilustrado 'Remarkable Plants'

Un árbol donde todas caben


Han reposado un año en la oscuridad, atrapadas entre papeles, tras ser recogidas del suelo del parque Riverside de Nueva York. Han vuelto a la luz, me han acompañado un tiempo y han encontrado un sitio. Vuelven a colgar, unidas a un tejido donde cómo te llamas no importa. Ahora forman parte de un nuevo árbol, tejido y bordado con mis manos. El árbol de la diversidad.

Un árbol tejido por Amigunuri

Capa sobre capa, voy formando la corteza que descubrirá lo que guarda en su interior, la vida.

En el interior del árbol. Fieltro tejido a mano, capa a capa.

Hay encuentros, uniones… El camino que siguieron al caer de su árbol.
Huellas…

Proyecto 'Otoño en Nueva York'

Caminos bordados, encuentros y desencuentros

La hoja de un olmo se une al árbol de la diversidad

Las hojas se desprenden
despedidas inevitables
en el otoño.

Las hojas recogidas en el parque Riverside después de un año

Corteza de árbol en Riverside Park en NYC.

En movimiento, al son de un vals de Lorca:

100% Handmade with love in Mallorca

La fortaleza del roble


Una de las hojas de roble que recogí en el parque Riverside de Nueva York me ha hecho recorrer de nuevo sus caminos.

El roble es un árbol de gran fortaleza y sus hojas me parecen de una delicadeza exquisita. El paso del tiempo desconectadas del árbol las ha hecho frágiles.

Las hojas forman parte del tejido del bosque. Un bosque de hilos diversos. Mi caminar disperso deja puntadas en el mullido y cálido suelo que he trabajado con mis manos, hasta encontrarla a ella entre tantas. Deshace el enredo, me uno a ella, viaja conmigo, ahora es mi recordatorio para esos momentos en los que parece que no se puede.

Cuando caminas en todas direcciones te encuentras con lo esperado y lo inesperado.

100% Handmade with love in Mallorca

‘Caí y me recogiste’, me susurró


La hoja de arce que recogí del suelo en el parque Riverside de Nueva York era de un color amarillo intenso. Esperé un año y vi su transformación.

Ahora, de un color marrón tostado, se ha vuelto más frágil. Encierra recuerdos del paso del tiempo suspendida en el aire, observando a los visitantes del parque. Me habla de la unión que tenía a su árbol. La separación era inevitable, el otoño había llegado.

He bordado esos recuerdos, unos primaverales, otros de verano… He suturado dolorosamente las grietas del abandono, ahora cicatrices. Y recordando el color dorado de su despedida, la he anudado a un hilo, para siempre. Conectada.

Y he bordado las palabras susurradas al encontrarla de nuevo.

100% Handmade with love in Mallorca

Ginkgo biloba, portador de esperanza


La hoja de Ginkgo biloba que recogí en el parque Riverside de Nueva York me ha hablado de ESPERANZA. Una gran palabra que encierra el último eco de la vida. Es la que te dice ‘puede ser’.

Esperanza, me hace bordar la hoja del Ginkgo biloba

De esa hoja que del verde claro va mudando al amarillo en otoño, destilan las puntadas que poco a poco van formando las cadenetas que te unirán a la esperanza como un cordón umbilical. Da igual que lo corten al nacer, el vínculo sigue ahí. Pero ese vínculo hay que cuidarlo, porque si llega el día en que lo olvidas, estarás perdido.

Enlazando cadenetas junto a la hoja del Ginkgo biloba
Bordando la esperanza

El Ginkgo biloba es un árbol único en el mundo, le llaman El Gran Superviviente. Puede vivir miles de años. Es originario de la China, donde se dice que representa la dualidad del mundo y es utilizado en su medicina tradicional.
En Hiroshima es un símbolo de renacimiento, ya que dos años después de la bomba y muy cerca del epicentro de la explosión empezaron a brotar los restos de un carbonizado Ginkgo . Por eso, el Ginkgo es portador de esperanza.

100% Handmade with love in Mallorca

Autumn in New York


Hace un año paseaba por el parque Riverside de Nueva York, recordando a Lorca.

Me encantan los árboles y observar el lenguaje de sus hojas caídas en otoño. A veces se forman unos collages de bonito colorido en el suelo.


No pude resistirme y recogí algunas de ellas. Nunca sé quién es quién, pero no importa su nombre y apellido, cada una es y tiene su historia.

 

Las guardé entre unas hojas de papel y después de un año conmigo en la isla, las he sacado de su encierro. Su color y textura han cambiado, ahora son aún más frágiles.



Quiero que sigan conmigo, como un recuerdo de aquel caminar una mañana de otoño por un parque de una gran ciudad y que en otro tiempo paseó un gran poeta.
Las quiero arropar con suave fieltro, envolverlas con delicado mohair…


Tras el reencuentro, estamos conociéndonos, a la espera del momento adecuado para que mis manos conecten las diferentes materias. Mientras, les leo poemas en voz alta.

Amigunuri’s Kokeshis on paper


Cada kokeshi amigunuri es única e irrepetible. Cada una de ellas tiene su personalidad.
En estas fichas impresas en un papel muy especial, quedan recogidas.

Fichas Kokeshis amigunuri

Si quieres adoptar una Kokeshi amigunuri, contacta conmigo.

Handmade by me with love in Mallorca.

MOTTO, the emotional kokeshi


Motto es tranquila, te ayuda a conciliar el sueño en noches de insomnio. Cierra los ojos con ella en la mano, cuenta hasta 7 y …

Motto, la emotiva kokeshi amigunuri

Es muy presumida, le gusta llevar flores en su pelo amarillo. Para ella, dos moños es mejor que uno.
Le encanta disfrutar del sol de la mañana mientras pasea por un campo colorido de flores. Los días impares se encuentra con una cervatilla y se contemplan mútuamente por unos minutos, quietas, serenas.

A Motto, la kokeshi amigunuri más presumida

Su planta preferida es la aromática bergamota y su color, el púrura.
La verás emocionarse leyendo novelas románticas, pero no tiene la cabeza en las nubes.

Motto en su cajita rodeada de coloridas flores

Tiene su cajita de madera hecha a mano y pintada con pintura a la tiza. La he decorado con el papel de origami japonés que más le gusta y le he puesto una puerta corredera de vidrio para protegerla y así poderla tener entre tus manos siempre que quieras.

Si quieres adoptar a Motto o a otra Kokeshi amigunuri, contacta conmigo.

Hand knit by me with love in Mallorca.

VERA, the quiet kokeshi


Vera es delicada y sencilla. Te aporta serenidad cuando estás a su lado. Lleva una vida tranquila y sana como una manzana.

Vera es la kokeshi más delicada

Aunque procede de las montañas nevadas, le encanta contemplar el mar durante horas y disfrutar de su aroma. A veces escucha voces que le cuentan historias y guarda en su corazón. Otras lee poesía mientras escucha el rumor del oleaje.

Vera is a quiet amigunuri kokeshi

Su planta preferida es el espliego de las montañas y admira la elegancia del cisne blanco que habita en los mares del norte. Y su color preferido es el rojo.

Vera en su cajita llena de flores

Tiene su cajita de madera hecha a mano y pintada con pintura a la tiza. La he decorado con el papel de origami japonés que más le gusta y le he puesto una puerta corredera de vidrio para protegerla y así poderla tener entre tus manos siempre que quieras.

Si quieres adoptar a Vera o a otra Kokeshi amigunuri, contacta conmigo.

Hand knit by me with love in Mallorca.

HELIAN, the beauty kokeshi


Helian es de gran corazón, encuentra la belleza allá donde mira. Siempre sonriente, alegra los momentos más tristes.

Helian, la kokeshi amigunuri de las cosas bellas

Adora el sol en cualquier época del año. Le encantan los lugares luminosos y cálidos, donde disfruta dando largos paseos con una gata que le acompaña desde hace tiempo.

Helian, una kokeshi amigunuri que adora el sol

Su color preferido es el amarillo. Su planta, el girasol. Es una devoradora de pipas mientras se divierte leyendo comics.

Helian en su cajita llena de mariposas

Tiene su cajita de madera hecha a mano y pintada con pintura a la tiza. La he decorado con el papel de origami japonés que más le gusta y le he puesto una puerta corredera de vidrio para protegerla y así poderla tener entre tus manos siempre que quieras.

Si quieres adoptar a Helian o a otra Kokeshi amigunuri, contacta conmigo.

Hand knit by me with love in Mallorca.